Hombres del Poder

Jueves 16 de septiembre de 2021
hombresdelpoder.com
Arturo de Las Fuentes

Opinión de las Fuentes

Por: Arturo de Las Fuentes

El valor y la visión de la frontera

En el marco de una semana de reuniones y negociaciones entre los gobiernos de México y Estados Unidos, resulta relevante hacer una breve exposición del valor estratégico de la frontera, y en función de lo anterior, la visión que mexicanos y estadounidenses tienen sobre este espacio que juega un papel fundamental en la relación bilateral y en el desarrollo regional.

Partamos de la pregunta base ¿Por qué es importante la frontera México – Estados Unidos? Responderla requiere un balance geográfico, político, económico, demográfico, social y cultural.

En términos geográficos, los diez estados fronterizos se ubican en las entidades de mayor extensión territorial tanto en Estados Unidos, como en México. El espacio de influencia territorial es enorme, si consideramos que los 4 estados fronterizos estadounidense se ubican entre los seis estados con mayor superficie territorial, mientras que de lado mexicano tres estados fronterizos encabezan la misma lista: Chihuahua, Sonora y Coahuila.

En términos demográficos, dos estados fronterizos estadounidenses encabezan la lista de estados más poblados del territorio americano: California y Texas, mismos estados que encabezan la lista de mayor PIB en el territorio estadounidense. En el caso de México, ningún estado fronterizo se ubica dentro de las entidades federativas más pobladas, pero sí en la lista de mayor PIB estatal: Nuevo León, Sonora y Baja California. En otras entregas ya se ha mencionado que, juntos, los 10 estados constituirían la décima economía mundial.

Todo lo anterior ha llevado a que la región opere de una forma particular, y por demás, diferenciada de sus capitales y centralidad de sus países. De hecho, las mismas dinámicas transfronterizas han llevado a divisiones políticas, sobre todo del lado mexicano, donde la centralidad está más marcada, para que operen de una manera específica en relación con el resto del territorio, sobre todo en materia fiscal y de generación de programas de fomento a la actividad económica.

La relevancia social y de seguridad en la frontera conlleva la necesidad de tomar en consideración temáticas que, por si mismas, son sensibles en la agenda de ambos países: migración (documentada e indocumentada), tráfico de personas, de armas, narcotráfico, pero también, una serie de dinámicas que involucran la interconexión propia de la región, y que van desde las relaciones familiares, laborales y de amistad, pasando por el turismo médico y los espacios de recreación y esparcimiento en ambos lados de la frontera.

En términos de la sinergia propia de la región, y de acuerdo con datos del Wilson Center Institute, curiosamente la frontera tiende a dividir al este y al oeste con la misma frecuencia que divide al norte y al sur. Pongamos, por ejemplo, el caso de las ciudades de Ciudad Juárez y El Paso, en donde, en general, se ha observado que los servidores públicos, empresarios y la sociedad civil de El Paso, en general, están más acostumbrados a cruzar la frontera para trabajar con sus homólogos de Ciudad Juárez que con los de San Diego. Pero, con mayor energía y madurez en las iniciativas transfronterizas, el momento es propicio para que la región fronteriza se organice en torno a intereses comunes y los defienda con una voz fuerte y unificada tanto en Washington, D.C. como en la Ciudad de México.

Esto nos lleva a considerar la segunda pregunta de la entrega ¿cómo ven los mexicanos y estadounidenses la frontera entre ambos países? Para aquellos que viven en este espacio geográfico, sin duda representa un espacio de intercambios y convivencia natural, entre dos poblaciones que, si bien están separadas por un límite político, no lo están por las dinámicas que comparten en prácticamente, todos los sectores de su cotidianeidad.

El tema viene para que aquellos que se encuentran fuera de este espacio y que, por demás, una buena parte de sus actividades está relacionada con el funcionamiento de éste. Para todos ellos, la frontera se convierte en un espacio de contrastes, pero sin dejar de ser un espacio estratégico, por la relevancia que reviste en todos los aspectos mencionados anteriormente.

En este contexto, foros como el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN), retomado nuevamente por los gobiernos de ambos países, resultan ser la expresión más importante de este desarrollo y ha comenzado a acelerar el progreso bilateral en temas de facilitación del comercio, la planeación del transporte regional, la cooperación energética, el intercambio educativo y la cooperación en la negociación de acuerdos comerciales a nivel regional, lo cual reviste de una especial importancia a las regiones fronterizas de ambos países.

Finalmente, no podemos negar que, en todos sus niveles y desde cualquier perspectiva que se le analice, la frontera siempre ostentará un valor estratégico, en el que las visiones de ambas poblaciones podrán variar en razón de la temática de análisis, pero en la que, por ningún motivo, nadie podrá negar su relevancia, así como su carácter estratégico en la relación bilateral y el desarrollo regional.

arturo@crucesypuentesinternacionales.com

Columnas

Senado de la República


Senado avala que recetas médicas indiquen denominación genérica de medicamentos

Más información

Foto del día


Regalan a cumpleañera su peso en Cheetos

Ese fue el original regalo que eligieron unos chavos del municipio de Juárez, en Nuevo León, quienes le regalaron a su amiga más de 50 kilos de Cheetos, lo cual se ha vuelto viral. Además, el regalo incluía un sobrecito de salsa, la cual no puede faltar con la botana.