Hombres del Poder

Jueves 10 de junio de 2021
hombresdelpoder.com
Arturo de Las Fuentes

Opinión de las Fuentes

Por: Arturo de Las Fuentes

T-MEC: integración y fronteras

Uno de los grandes retos en la implementación del T-MEC es materializar la integración de la región, considerando las fronteras no solo como espacios de flujo, sino como espacios de lugar, en donde se generan dinámicas transfronterizas, resultado de la convivencia entre poblaciones que comparten estilos de vida binacionales.

Al respecto, vale la pena hacer una doble evaluación de la integración de la región, materializada a través de la actualización del tratado. En primera instancia, en lo que se refiere a la parte comercial, debemos aclarar que el proceso de integración ha sido, por demás, exitoso. Entre 1993 y 2015 el comercio entre los tres países se cuadruplicó, al pasar de 297,000 mdd a 1.14 billones de dólares.

Lo anterior implica una serie de procesos que van desde las cadenas productivas integradas, aumento de la inversión extranjera directa, incremento del comercio exterior, el desarrollo de la industria (maquiladora en el caso de México), el incremento del empleo, y precios más bajos para los consumidores, entre muchos otros más.

Así también, una consecuencia derivada de lo anterior, fue la consolidación de los espacios fronterizos, como espacios de producción, intercambio y desarrollo urbano, derivado en primera instancia, de la cercanía geográfica, los bajos costos de transporte, así como la mano de obra calificada y no calificada.

En función de lo anterior, queda claro que el resultado de la integración ha sido por demás positivo, en lo que refiere a la esencia misma del proceso, que es la abolición de las tarifas y restricciones cuantitativas al comercio, con lo cual, se ha logrado consolidar a América del Norte, como una de las regiones más competitivas a nivel mundial, mostrando un escenario favorable para la nueva etapa de actualización de la integración.

Sin embargo, el segundo eje de evaluación, que representa en sí mismo un reto, se refiere a las dinámicas socio demográficas, resultado de la consolidación de estos espacios estratégicos, específicamente en el caso de la región fronteriza entre México y Estados Unidos, en donde las dinámicas han superado por más, los límites territoriales y las diferencias propias de los sistemas nacionales de cada uno de ellos.

Lo anterior implica que en estos espacios estratégicos confluyen no solo el intercambio de mercancías, capitales y personas, sino poblaciones con dinámicas binacionales en materia económica, política, social, cultural y de misma normatividad. Hablamos de actividades que van desde asistir a la escuela, trabajo, visitas familiares y recreación, por sólo mencionar algunas, y que implican el cruce de más de 1 millón de personas diariamente, de manera documentada.

Sabemos que la pandemia por COVID-19 ha generado cambios en estas dinámicas, pero también es cierto que estamos frente al reto de la apertura de las fronteras a principios del mes de julio, lo que conlleva la necesidad de establecer cooperación transfronteriza y bilateral, a fin de atender estas dinámicas propias de la región, así como los retos que se presentan con la apertura y total implementación del T-MEC.

Finalmente, se reitera la necesidad de trabajar de manera conjunta ante un proceso de integración que va más allá del comercio, y que integra una lógica multinivel, en donde los espacios fronterizos requieren de una atención especial, propia de sus dinámicas y alcance regional e internacional.

arturo@crucesypuentesinternacionales.com

Columnas

Senado de la República


Negativa opositora a periodo extraordinario afecta a trabajadores y a empresarios: Monreal

Más información

Foto del día


México consigue medalla de bronce

Las mexicanas Gabriela Agúndez y Alejandra Orozco conquistaron la medalla de bronce en los clavados sincronizados de plataforma de 10 metros en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.