Hombres del Poder

Jueves 10 de diciembre de 2020
hombresdelpoder.com
Arturo de Las Fuentes

Opinión de las Fuentes

Por: Arturo de Las Fuentes

Impacto comercial transfronterizo

Han pasado casi nueve meses desde que se llevó a cabo el cierre parcial de la frontera México - Estados Unidos a causa de la pandemia por COVID-19. En este periodo de tiempo, se han dado cambios económicos y comerciales estructurales en la zona, que se incrementarán aún más, tras el anuncio de la continuación del cierre parcial hasta el próximo 21 de diciembre, época del año en la que el flujo de mercancías, capitales y personas suele incrementarse de manera exponencial entre ambos países y, sobre todo, entre los consumidores locales.

La dinámica normal de la región implica que los consumidores mexicanos cruzan de lado americano para realizar compras de artículos que van desde despensa y enseres básicos hasta ropa, regalos, muebles y electrodomésticos.

Y es que tan solo en El Paso, Texas, los compradores mexicanos representan del 10 al 15% de las ventas minoristas, mientras que en el centro de Laredo, Texas, más del 80% de las ventas son para ciudadanos mexicanos. En esta última ciudad, de acuerdo con la Cámara de Comercio de Laredo, se calcula que las pérdidas son de aproximadamente 24 millones de dólares mensuales durante la pandemia.

Lo anterior implica un debate en sí mismo, ya que esta última ciudad reportó para inicios de diciembre, el cien por ciento de su capacidad hospitalaria, lo que representa el mayor impedimento para considerar la reapertura económica local.

Por su parte, de acuerdo con fuentes locales, en el centro de Brownsville hay más de 60 negocios que han cerrado definitivamente, y en el Mall de la ciudad también ya hay muchos locales vacíos, lo que representa un efecto sin precedentes para la economía local.

Con base en los datos anteriores, podemos darnos una idea de los cambios estructurales que está dejando a su paso el cierre parcial de la frontera México - Estados Unidos. Si bien es cierto que una buena parte de los consumidores mexicanos tendrán que acudir a sus negocios locales, en vez de cruzar al lado americano para realizar sus compras de temporada, lo cierto es que esto no representa un dato significativo si consideramos que muchos de los negocios establecidos en las ciudades fronterizas se ven beneficiados de la derrama económica de los consumidores que proviene de los municipios alejados de la franja, así como del centro y sur del territorio mexicano.

Lo anterior implica que las ciudades de ambos lados de la frontera se verán aún más afectadas de lo que ya están por el cierre parcial de la región, lo que nos lleva a replantearnos si se debe de continuar con las mismas decisiones o flexibilizarlas en función de las condiciones específicas de cada punto de la frontera.

Y es que la dinámica interdependiente de la región conlleva la necesidad de promover estrategias y ejecutar acciones con base en las características propias de la zona, y no en la centralización de los sistemas políticos.

La tendencia actual en el contexto de la pandemia está llevando a que la frontera funcione nuevamente como un límite en vez de un espacio, y la generación de dinámicas locales en vez de binacionales prospecta una crisis sin precedentes para una región que opera transfronterizamente, y no unilateralmente.

En conclusión, dada la dinámica particular que se tiene en cada punto de la frontera, y teniendo en cuenta que la situación de la pandemia es distinta en cada uno de estos lugares, se debe de hacer un análisis específico de las condiciones e impactos de las medidas tomadas, ya sea para flexibilizarlas o hacerlas más estrictas, siempre en la idea de beneficiar a las poblaciones de ambos lados de la frontera.

arturo@crucesypuentesinternacionales.com

Columnas

Senado de la República


Senado aprueba, en lo general, la creación de padrón de usuarios de telefonía móvil

Más información

Foto del día


Hallan en Egipto ciudad perdida de 3 mil años de antigüedad

El Gobierno de Egipto anunció el hallazgo bajo la arena de una gran ciudad de unos 3 mil años de antigüedad, la cual se encuentra en un buen estado de conservación. Se trata del "mayor asentamiento administrativo e industrial de la era del Imperio Egipcio en la orilla occidental de Luxor", situada en el Nilo.