Hombres del Poder

Miércoles 3 de junio de 2020
hombresdelpoder.com
Arturo de Las Fuentes

Opinión de las Fuentes

Por: Arturo de Las Fuentes

Coronavirus y cultura

Elaborado en el Taller de Técnicas de Negociación de la Maestría en Estudios México-Estados Unidos, de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán-UNAM

En los últimos meses, la velocidad de propagación, así como también la tasa de mortalidad del COVID-19, han presentado efectos diversos en los distintos países de la comunidad internacional. Al respecto, si bien existen los lineamientos generales de la OMS, se interpretan de distinta forma a partir del enfoque cultural de cada país.

De esta forma, las sociedades y gobiernos de distintos países están actuando de forma diferenciada para hacer frente al Coronavirus, y cada uno cuenta con sus propias medidas y grados de éxito en torno a las estrategias implementadas. Al respecto, los medios de comunicación han hecho referencia al comportamiento de algunas sociedades para seguir de forma estricta las medidas sanitarias, frente a otras que han sido más relajadas en ello, buscando interpretaciones sobre estas respuestas, algunas de ellas aludiendo a la cultura de los países.

La cultura no es sólo un conjunto de valores, creencias o lenguaje compartidos por un grupo. Richard D. Lewis, experto en comunicación intercultural, ha utilizado un modelo para evaluar a las culturas a partir de su comportamiento, que es representado gráficamente como un triángulo, perteneciendo cada esquina a un tipo muy concreto de personalidad con unas características muy definidas. Al respecto, Lewis identificó diversos países según su posición.

Lewis divide a los países con relación a tres categorías:

- Activos lineales: países que planifican, programan, organizan, persiguen cadenas de acción, hacen las cosas una por una. Alemanes, suizos, noruegos e ingleses se encuentran en este grupo.

- Reactivos: aquellas culturas que priorizan la cortesía, escuchando tranquilamente a sus interlocutores y reaccionando cautelosamente a las propuestas en juego. En este grupo están chinos, japoneses y fineses.

- Multi-activos: culturas emotivas, que hacen muchas cosas a la vez, planeando sus prioridades y no teniendo en cuenta un horario de tiempo, sino una emoción relativa o la importancia que cada cita puede traer. Los italianos, latinoamericanos y árabes son miembros de este grupo.

Veamos entonces cuál ha sido la respuesta que han tenido tres países representativos de cada categoría.

- Activos lineales: Alemania. En el caso de esta nación, la respuesta que ha tenido al coronavirus ha combinado una intervención decidida del gobierno, planificando la respuesta y con la utilización de importantes recursos materiales para intentar contener la expansión de la pandemia. Así, los alemanes se prepararon antes de que la enfermedad llegara a su país, lo cual, combinado con la identificación temprana de los portadores del virus ha permitido que aún a pesar de las altas tasas de contagio, Alemania sea un país con una baja tasa de mortalidad. De esta forma, para el 26 de mayo y según datos de la Universidad John Hopkins, este país tiene actualmente un aproximado de 179,364 contagios, pero solamente reporta 8,349 fallecidos (4.65% de mortalidad). Destacan de la misma categoría que Alemania, países como Suiza con 30,736 contagios y 1,906 muertes (6.2% de mortalidad); o Luxemburgo con 3,993 casos y apenas 110 defunciones reportadas (2.75% de mortalidad).

- Reactivos: Japón. La cultura japonesa tiende a no ser emotiva como las culturas multi-activas, y es además muy disciplinada, por lo que esta realidad combinada con una acertada reacción de sus gobernantes, ha permitido que, aunque sea un país relativamente cercano al epicentro original de la pandemia, sus tasas de contagio y de mortalidad sean de las más bajas de la región. Para el 26 de mayo este país tiene apenas 16,623 contagios y 846 fallecimientos reportados (5% de mortalidad). De la misma categoría de países reactivos, con una cultura de la prevención y la disciplina mucho más desarrollada, tenemos otros casos destacados como Vietnam con 327 casos de contagios y ninguna muerte reportada hasta el momento; Taiwán con 441 contagios y 7 muertes (1.5% de mortalidad); o Corea del Sur con 11,265 casos confirmados y 269 muertes reportadas (2.3% de mortalidad).

- Multi-activos: Italia. Por su parte, este país ha sido uno de los más afectados por la pandemia, cuando analizamos las respuestas que se tuvieron para hacer frente al virus, podemos ver que se esperó demasiado tiempo en reaccionar por lo que la expansión del virus tuvo un importante alcance. Culturalmente, los italianos son afectuosos y tienden a establecer relaciones cercanas entre las personas, por lo que este factor también contribuyó a que se expandiera de forma importante el Covid-19 en el país. Para el 26 de mayo de 2020, Italia contabiliza 230,555 contagios y la elevada cifra de más de 32,955 muertes reportadas (14.2% de mortalidad). Otros países fundamentales de esta misma categoría, son España con 283,339 contagios y 27,117 muertes (9.5% de mortalidad); Brasil con 391,222 casos confirmados y 24,512 muertes (6.2% de mortalidad); o Perú con 129,751 contagios y 3,788 defunciones hasta ahora (2.9 % de mortalidad).

Como se puede observar, a diferencia de otras clasificaciones, las culturas multiactivas están presentando mayores vulnerabilidades en su capacidad para contener la pandemia y cumplir adecuadamente con las medidas de contención y prevención del virus, lo cual explica las elevadas cifras de muertes y contagios que se reportan en varios casos.

El caso de México, un país multi-activo

Para los países multi-activos no es nada fácil cumplir con reglas de aislamiento, debido a que sus lazos culturales nos hablan de sociedades altamente gregarias, mucho más afectivas y cercanas entre sí, que requieren de mayor contacto físico con otros grupos humanos, situación que puede ser muy diferente para culturas asiáticas o de países angloparlantes.

El caso de nuestro país no es diferente, pues México presenta características que le son muy propias de la clasificación cultural en la que se encuentra, es decir, de los países multiactivos. México tiene oficialmente 74,560 casos con 8,134 defunciones (10.9%). Sin embargo, numerosos especialistas creen que dicha cifra está lejos de la realidad y que podrían existir muchos más casos y muertes de las reportadas.

Al ser un país de lazos afectivos muy desarrollados y de tendencia emotiva, la cuarentena en México ha sido un tema difícil, polémico y sujeto a debate. Por ejemplo, según un estudio realizado por LEXIA Insights & Solutions y Offerwise, México es uno de los países cuyas sociedades se comportan menos adecuadamente ante la crisis, con un 21% de las personas encuestadas que piensan que el país tiene un buen comportamiento ante la pandemia, lo cual contrasta con un 82% de percepciones positivas que tienen, por ejemplo, los chinos de su país.

De ese mismo estudio, México resalta como el país que menos cumple con las medidas de protección contra la pandemia, con un 37% de la población que tiene esa percepción negativa. De igual forma, nuestro país también destaca por tener una de las sociedades que mayor aislamiento están sintiendo en la cuarentena, con un 32% de la población que está teniendo esa percepción, datos que nos hablan de que casi una tercera parte de la sociedad mexicana presenta problemas emocionales para cumplir con la medida "quédate en casa" por cuestiones como el aislamiento social. A esto se suma que más de 30 millones de personas laboran en el comercio informal por lo que se complejiza poder acatar las medidas de aislamiento.

Podemos concluir argumentando que la cultura es determinante a la hora de tomar acciones y decisiones. Más allá de la disciplina que se le pueda señalizar a cada país, las acciones y medidas tanto de los gobiernos como de la población tienen una implicación mucho más profunda, pues esta se subordina al desarrollo cultural de cada civilización, lo que determina el temperamento, las decisiones y actitudes de sus respectivas poblaciones, con profundas raíces históricas. Por ello, es necesario establecer estrategias de comunicación acordes a la cultura de cada lugar, además de reflejar congruencia en las acciones, para que le lleguen a la población y se puedan acatar las medidas para la contención de la pandemia.

(Profesor del taller de Técnicas de Negociación: Dr. Arturo de las Fuentes Hernández; alumnos Juan Carlos Paz Arroyo y Mario Farid Reyes Gordillo; colaboradores: Mtro. Julio César Peña Vega y Lic. Leticia Muciño Martínez).

arturo@crucesypuentesinternacionales.com

Columnas

Senado de la República


Impulsan en el Senado proyecto para definir y prevenir violencia escolar contra mujeres

Más información

Foto del día


Primer paciente con prótesis ocular impresa en 3D

Steve Verze, un paciente londinense, se convirtió en el primero en el mundo en tener una prótesis ocular impresa en 3D, el cual fue creado completamente de forma digital. "Necesito una prótesis desde los 20 años, y siempre me he sentido acomplejado por ello", explicó el ingeniero londinense de 40 años.