Hombres del Poder

Lunes 4 de mayo de 2020
hombresdelpoder.com
Leonardo Valadez

Causa y efecto

Por: Leonardo Valadez

Marcelo, "hombre fuerte" de la 4T

Para mi fortuna, los días de claustro no son algo excepcional; ya en mis años mozos me gustaba acudir a retiros espirituales en los seminarios que en distintos lugares de la Ciudad de México tiene la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana. En esos lugares, además de la consabida oración de la Mañana (que no Mañanera, vale aclarar), el estudio de la Cuestión Social nos permitía, a quienes solíamos asistir a esas Congregaciones, conocer la opinión de hombres sabios sobre lo que realmente era nuestro entorno, nuestra ciudad, el país…

De manera tal que estar hoy en casa ante la que llaman La Pandemia del Coronavirus, no es más que un maravillosos encuentro con aquellos días de mi adolescencia en que mi libro de cabecera era la Biblia sí, en especial El Antiguo Testamento, pero que ya para entonces no faltaron las almas piadosas que me acercaron Los Libros Vedas, El Corán y muy en particular La Historia General de las Cosas de La Nueva España, de la mano de Fray Bernardino de Sahagún.

Es de comentar que mi interés por la cuestión católica empezó a inicio de los años cincuenta, cuando mi Abuelita "Chole" me llevaba a un Seminario, en la Calle Palo Blanco, en San Pedro Garza García, Nuevo León, en donde, a su manera de ver, la misa en latín era más bonita que en la iglesia principal de Monterrey, creo que por las colonia Del Valle. El caso es que, en Xochimilco, las monjitas que estaban, ya para los setentas, en el Ex – Convento de San Bernardino de Siena, me dejaban leer, los libros que de religión llenaban su enorme biblioteca.

Conocí en los días de ayer, al profesor Rodolfo Cordero López y de la Cruz, asiduo lector, maestro de banquillo, escritor y periodista, quien me regaló para leer algo de la historia de Xochimilco, mismo que fue escrito por el Teniente Coronel Santos Acevedo López y de la Cruz quien, además, enseñaba Náhuatl desde su morada en alguno de los barrios de aquella lacustre localidad. Me gustaron sus escritos y Rodolfo me animó a conocerle personalmente, de manera que tuve tiempo suficiente para escuchar sus historias de Xochimilco, no más que visitarle en su domicilio.

El claustro, pues, no me es ajeno y sí me da tiempo para enterarme a través de los medios de comunicación, "Como está México", como le preguntara en alguna ocasión, no recuerdo si fue en Shanghái o en Beijín, el notable periodista Don Miguel Reyes Razo a uno de los hijos de don Miguel de la Madrid Hurtado, a quien su señor padre, el Ciudadano Presidente, había mandado "de paseo" fuera de México, luego de una infidencia que estuvo a punto de cambiar la historia patria.

Hoy se alza en el entorno político nacional lo que se ha dado en llamar La Cuarta Transformación, profusamente anunciada, especialmente por su líder, guía y maestro, Andrés Manuel López Obrador desde la Presidencia de la República, así como desde el Senado por Ricardo Monreal Ávila y en la Cámara de Diputados por Mario Delgado. Hoy, el tema de conversación por comentaristas de la radio y de la televisión es el que refiere a las Reformas Jurídicas y Legales que hacen falta al nuevo régimen, para bordar en lo que puede ser una larga etapa en la vida de este México nuestro.

El Gobierno del Presidente López Obrador, su llamada Cuarta Transformación trae consigo "El Estilo Personal de Gobernar" como dijera el genial Daniel Cosió Villegas, muy seguramente, en referencia exacta al Presidente Luis Echeverría Álvarez, y quien fue el primer Jefe de Estado a quien entrevista en mis días de reportero de El Universal, y de El Universal Grafico, periódico que, para mucha gente, es, ha sido, y espero lo será por mucho tiempo, el más importante del país.

La inercia de haber sido reportero de la "Fuente Presidencial" en el gobierno de don Miguel de la Madrid Hurtado, me llevó a volar aún en el viejo avión presidencial, no necesariamente ese que ahora rifan a quinientos pesos el cachito, sino el anterior que fue comprado en tiempos de Don Miguel y el tuvo sus mejores tiempos con Carlos Salinas de Gortari al inicio de su Gobierno.

A Salinas lo tratamos, quienes éramos de "la fuente", Roberto "El Negro" Noriega, Jesús Saldaña, Armando Pérez Montaño, don Juan Nieto y desde luego Salvador Flores llamas; Salinas fue antes que Presidente, Secretario de Programación y Presupuesto y sus oficinas estaban en Palacio Nacional. Era frecuente encontrarlo en los patios de Palacio Nacional, cuando "El Negro" Noriega nos encandilaba para una visita rutinaria, pasado el mediodía, en "El Desván", cerquita de Catedral.

Personaje en el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari, al lado de su Mentor Manuel Camacho Solís lo fue entonces Marcelo Ebrard Casaubón, a quien ya mucha gente consideraba un joven talentoso, inteligente y excelente negociador (lo que demostraría desde la Regencia, cuando dialogaba con el entonces líder social tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador).

Una comida en el Campo Marte, con el Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, fue el preámbulo para que en ese entonces tuviera cosas que hacer cerca de la Regencia capitalina; mi amigo desde la llamada "Fuente Obrera", Roberto Fermat Ramírez llegó a comer con nosotros en ese evento Presidencial en el que estaba, desde luego, Manuel Camacho Solís, Regente, como antes se llamaba al ahora Jefe (Jefa) de Gobierno, en este caso, Claudia Sheinbaum.

La comida con el Presidente Ernesto Zedillo, en la que estuvo el ahora Maestro Roberto Fermat, fue el parteaguas en lo que ha sido mi actividad en los medios de comunicación, como reportero en lo más, y como Director Comercial en Notimex en la gestión de Raymundo Riva Palacio, y las oficinas de Prensa, como simplemente se llamaban y que ahora son de Comunicación Social.

En aquel entonces, parafraseando a la Biblia, gobernaba en la Ciudad de México Manuel Camacho Solís y fue candidato plurinominal a la Segunda Asamblea de Representantes su Adlátere Marcelo Ebrard Casaubón: No llegó al cargo de Representante a la Asamblea, pues la maquinaria tricolor arrasó con todos los cargos (alguna o dos excepciones) en los distritos electorales de la Ciudad: Marcelo, llamado a ser el Presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea, cedió el espacio para que lo llenara don Juan José Osorio Palacios.

Hoy, hoy, hoy, (Fox dixit) como dijera el clásico, y luego de estar en sitios envidiables de la vieja Europa, Marcelo se transforma en un personaje singular que tiene como cargo el de Secretario de Relaciones Exteriores, pero que, para no pocos comentaristas viejos en el oficio de criticar, opera ya como Secretario de Gobernación, titular de Salud, o de la cartera que usted quiera y mande, pues se ha vuelto un personaje indispensable en la toma de decisiones del Presidente Andrés Manuel López Obrador y por ende, de La Cuarta Transformación.

El Maestro Femat, que hoy mismo forma parte del equipo de trabajo del Senador Miguel Ángel Osorio Chong en el Senado de la República (antes lo fue como su Jefe de Prensa en la Secretaría de Gobernación) me invitó a trabajar con él en la II Asamblea de Representantes del D.F., desde donde me toco en no pocas ocasiones estar cerca de Marcelo Ebrard en el Gobierno de la Ciudad, en eventos del Regente Camacho Solís o, en su caso, cuando había Informe de Gobierno de la Ciudad de México, en la Casona de Donceles y Allende.

En Los Pinos de ayer, en alguna reunión de trabajo del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, el Maestro Femat me dijo con firmeza, en un momento en que teníamos de frente a Marcelo Ebrard: "Mira, Marcelo va a ser un personaje en el Gobierno" y, "Andando Pepe en La Habana" nos fuimos a platicar con el Joven Maravilla, Marcelo Ebrard Casaubón.

Hoy, por "quítame estas pajas", los futurólogos ya ven a Marcelo Ebrard como uno de los personajes punteros a la sucesión Presidencial; otros, no menos avezados, al que miran es, ni más ni menos que al Senador por Zacatecas Ricardo Monreal Ávila, actual Presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado de la República y Coordinador del Grupo Parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional en el mismo templo del debate parlamentario y de la legislación; cada uno habla de la película que está viendo (repitiendo frases de Roberto Femat); ven a Marcelo en las sucesión, como se mira desde otro ángulo a Claudia Sheinbaum y, más…

Bumerán. - Dos son las amenazas que se ciernen contra este México nuestro: la Pandemia del Coronavirus y su enfermedad, la Covid – 19 y, más temprano que tarde, la economía que puede colapsar de un momento a otro: en manos del Gobierno de la República, a cargo de Andrés Manuel López Obrador, de su Secretaria de Economía, Graciela Marques, de la titular del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde y tarde que temprano, con su Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, está la posibilidad de salir airosos en este lance.

Las Grandes empresas nacionales, transnacionales, internacionales y demás, seguramente te tienen los arrestos para sortear la crisis económica que se nos viene encima; pero las micro, las pequeñas y medianas empresas, son las que pueden colapsar en esos días en que la economía enfrentar la parálisis y con ello estas generadoras de las inmensa mayoría de fuentes de trabajo que no encuentran la salida.

Esther Alarcón Navarrete, amiga entrañable, sabiamente me ha dicho en no pocas ocasiones, que quienes observan problemas son aquellas empresas que para seguir operando dependen del pago que hacen las instancias del gobierno hacia sus proveedores; Suerte que Manuel Bartlett si puede y esta en el sitio adecuado para apoyar a quien, en otros tiempos se llamaba, "el orgullo de mi nepotismo". Nos venos en la próxima entrega, en donde seguiremos con este y otros interesantes asuntos producto de la soledad inmensa que nos hace recordar a Hermann Hesse en "El Lobo Estepario". Por hoy los dejo en esta reflexión del personaje: Marcelo Ebrard Casaubón. Un saludo al amigo Jesús Díez, a quien tantos le debemos en algunas ocasiones incluso, la vida. "Gracias, Mi Chuco".

leonardovaladezc@yahoo.com

Twitter: @leonardovaladez

Columnas

Senado de la República


Demandan desde el Senado instalar medidores de CO2 en oficinas públicas para prevenir contagios

Más información

Foto del día


Tormenta invernal en EU

Una gran tormenta invernal cubrió de nieve el lunes una franja de América del Norte y cortaba la costa este de Estados Unidos hacia Canadá, interrumpiendo los viajes y cortando el suministro eléctrico a miles de hogares.