Hombres del Poder

Jueves 20 de febrero de 2020
hombresdelpoder.com
Arturo de Las Fuentes

Opinión de las Fuentes

Por: Arturo de Las Fuentes

Agua y frontera

Ante la ola de noticias referentes a la apertura de las presas en la frontera norte de nuestro país para el cumplimiento de los compromisos binacionales con Estados Unidos, específicamente en la región de Chihuahua, resulta conveniente presentar un análisis respecto a la gestión del agua en la región, con base en los tratados y compromisos internacionales en la materia.

El marco normativo que gestiona el manejo del agua en la región está fundamentado en el Tratado de 1944, de distribución de aguas internacionales de los ríos Colorado y Tijuana y Bravo desde Fort Quitman, Texas, Estados Unidos de América hasta el Golfo de México, el cual determina la pertenencia, gestión y compromisos de ambos países en relación con este recurso.

Respecto a los compromisos internacionales adquiridos con este tratado, destaca el hecho de que México debe entregarle casi 432 hectómetros cúbicos (hm3) anuales de agua a Estados Unidos del río Bravo a través de las presas La Amistad en Coahuila y Falcón en Tamaulipas. En contraparte, Estados Unidos debe entregarle 1 mil 850 hm3 anuales de agua a México del río Colorado de la Presa Imperial en California. Es decir, México recibe más de cuatro veces la cantidad de agua que aporta a ese vecino país, por lo cual se estima que el balance resulta beneficioso para México.

Sin embargo, durante las últimas semanas se ha dado a conocer la apertura de las presas en algunas regiones de la frontera norte para el cumplimiento de los compromisos internacionales, lo que representa una preocupación para los usuarios de la región de lado mexicano, ante las posibles sequías que esto pueda traer, entendida ésta última como la disminución en el valor esperado del volumen almacenado en -acuíferos, lagos o embalses artificiales- o del escurrimiento en ríos, para una determinada época del año.

Esto cobra una mayor relevancia si consideramos que un total de 731 millones de metros cúbicos de agua anuales, son los que aporta Chihuahua a la deuda del Tratado de Aguas Internacionales (TAI), de los cuales 231 son para Estados Unidos y 500 para Nuevo León y Tamaulipas. Estas cifras representan más del 50 por ciento de la cuota de todo el país.

Lo anterior es de preocupación sustancial si consideramos que en la región se localizan importantes centros urbanos, agrícolas y ganaderos que se verán afectados por una posible sequía, lo que traería consecuencias significativas en el medio ambiente, la agricultura, la salud, la economía y en aspectos sociales, de acuerdo con su vulnerabilidad.

Por esta razón, la gestión y el cuidado de los recursos hídricos es un tema binacional que requiere cooperación, compromiso y responsabilidad por parte de los gobiernos, organismos, instituciones y usuarios de la infraestructura en la materia.

Se debe poner especial atención en las instituciones binacionales especializadas en la materia como la CILA, la IBWC, el Consejo de Cuenca del Río Bravo, entre otros, los cuales, mediante sus programas y estrategias, buscan mantener una regulación del agua en la región.

Finalmente, se debe privilegiar un abasto equitativo, con base en el marco jurídico de los tratados binacionales, así como una visión compartida a largo plazo que permita garantizar el abastecimiento y la regulación de los recursos hídricos de una manera sostenible.

arturo@crucesypuentesinternacionales.com

Columnas

Senado de la República


Impulsan en el Senado proyecto para definir y prevenir violencia escolar contra mujeres

Más información

Foto del día


Primer paciente con prótesis ocular impresa en 3D

Steve Verze, un paciente londinense, se convirtió en el primero en el mundo en tener una prótesis ocular impresa en 3D, el cual fue creado completamente de forma digital. "Necesito una prótesis desde los 20 años, y siempre me he sentido acomplejado por ello", explicó el ingeniero londinense de 40 años.