Hombres del Poder

Jueves 14 de noviembre de 2019
hombresdelpoder.com
Arturo de Las Fuentes

Opinión de las Fuentes

Por: Arturo de Las Fuentes

Cooperación y seguridad fronteriza

Los recientes hechos en México han puesto sobre la mesa el análisis de la relación bilateral México - Estados Unidos, abriendo el debate de si la seguridad y la lucha contra la delincuencia es un tema de la agenda interna, o debe ser sorteada de la mano de Estados Unidos. En este sentido, resulta conveniente hacer algunas reflexiones sobre la cooperación en materia de seguridad y la relación de ésta con la dinámica de la frontera.

La cooperación en materia de seguridad es una temática relativamente nueva en la agenda bilateral, ya que históricamente ha estado marcada más por el enfrentamiento que por el entendimiento. Estamos hablando de una problemática que escaló en importancia a inicios del siglo XXI, y que obedece a jerarquías y niveles muy distintos en cada país. Mientras en los Estados Unidos ésta cobró relevancia con los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, para México no fue sino hasta 2006, con la formalización de la guerra contra el narcotráfico, que la seguridad se convirtió en un tema prioritario y de alcance bilateral y regional.

En ambos casos, se trata de un espíritu de cooperación relativamente nuevo en el que la frontera México - Estados Unidos se ha consolidado como un lugar estratégico que se debe atender y salvaguardar; ejemplo de ello es la iniciativa Mérida, construida sobre una visión de responsabilidad compartida en el combate al crimen organizado, la cual ha significado una transferencia de más de dos mil millones y medio de dólares a México.

En el marco de la cooperación, a la región de la frontera se han destinado poco más de la mitad de las acciones dirigidas a entidades específicas, ya que se trata de una zona con una dinámica distinta del resto del territorio nacional, tanto en México como en Estados Unidos, que se ha desarrollado históricamente con interconexiones y un estilo de vida binacional y transfronterizo, caracterizado por una relación de interdependencia entre todos los sectores de las poblaciones fronterizas.

Esto lleva a considerar que no sólo hablamos del intercambio de mercancías, capitales y personas entre dos países, sino de familias y poblaciones binacionales que comparten lazos históricos y sociales y que, en consecuencia, sienten pertenencia hacia los dos Estados.

En este sentido, y considerando los últimos eventos en México, en los que se ven involucrados ciudadanos estadounidenses que residían en los estados fronterizos, dentro de la lógica anteriormente descrita, no puede ser bloqueado el acceso a la información y la búsqueda de soluciones conjuntas, ante una problemática que involucra e impacta a los dos países.

Finalmente, y considerando las reflexiones anteriores, algo nos queda claro: la cooperación en materia de seguridad es un tema prioritario de la agenda bilateral, aunque no el único, que debe fortalecerse y promover soluciones conjuntas ante problemáticas que afectan a las poblaciones de los dos países, garantizando de esta manera el desarrollo integral y la estabilidad de una región estratégica como lo es la zona fronteriza, en el desarrollo de ambos países.

Para ello, es necesario considerar esquemas de negociación integral de los que ya hemos hablado previamente, y que enfatizan los puntos en común, minimizan las diferencias y encuentran soluciones eficaces a las problemáticas que se van presentando a lo largo del proceso. Desde esta perspectiva, resulta indispensable activar los foros y mecanismos de cooperación entre México y Estados Unidos, tanto nuevos como antiguos, para que se trabaje mediante los canales institucionales para compartir información, generar confianza y lograr una comunicación permanente con el vecino del Norte.

arturo@crucesypuentesinternacionales.com

Columnas

Senado de la República


Senado avala que recetas médicas indiquen denominación genérica de medicamentos

Más información

Foto del día


Regalan a cumpleañera su peso en Cheetos

Ese fue el original regalo que eligieron unos chavos del municipio de Juárez, en Nuevo León, quienes le regalaron a su amiga más de 50 kilos de Cheetos, lo cual se ha vuelto viral. Además, el regalo incluía un sobrecito de salsa, la cual no puede faltar con la botana.