Hombres del Poder

Viernes 20 de septiembre de 2019
hombresdelpoder.com
Adriana Moreno Cordero

La retaguardia

Por: Adriana Moreno Cordero

La CNTE consigue lo que quiere, todo "el pastel"; Morena quiso poner en entredicho labor de Laura Rojas en Cámara de Diputados

Faltando alrededor de 15 minutos para la siete de la noche de ayer, el tablero electrónico del Salón de Sesiones del Palacio Legislativo de San Lázaro registró la votación en lo general y en lo particular de los artículos no reservado, sobre las tan llevadas y traídas Leyes Secundarias que se aprobaron con 288 a favor y 129 en contra; de ahí, inmediatamente se pasó a la discusión en lo particular.

Esto ya se veía venir, pues un día antes de este debate, el coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Martín Delgado, anunció que su fracción parlamentaria votaría por los acuerdos de su presidente, Andrés Manuel López Obrador. O sea, hizo público lo que ya se sabía: que el que les da "línea" y los manipula a placer, es el jefe del Ejecutivo que a su vez, se ve de plano "mangoneado" por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, ¿o no?

El momento más delicado se registró ayer al filo de las tres de la tarde, cuando diputados del PRI y del PAN, tomaron la tribuna y la rodearon de mantas con diferentes leyendas como: "Alto a la Regresión Educativa"; otra más pequeña: "Presidente, su compromiso es con la niñez, no con la CNTE"; "En Educación, Rectoría del Estado". "#Educación sin Mafia", lo que provocó la ira de los legisladores morenistas, que a toda costa, intentaron poner en entredicho la labor de la presidenta de la Mesa Directiva de dicha instancia legislativa, Laura Rojas.

Lo que es cierto es que un día antes del zafarrancho, los diputados de Morena se encargaron de violentar el procedimiento en Comisiones y ya en el pleno, recurrieron a todo tipo de recursos, lo que incluyó ponerle una especie de "zanahoria" a la diputada Laura Rojas para que los apoyara y evitara las mociones suspensivas que propuso la oposición, PAN, PRI y PRD.

En ese juego de vencidas, presionada por los morenistas, la presidenta de la Mesa Directiva, la panista Laura Rojas, decretó un receso de 15 minutos para reducir la tensión y someter de nueva cuenta a votación si la sesión continuaba o no.

"He sido flexible con todos los grupos parlamentarios" dijo Rojas. "He llamado en múltiples ocasiones al orden", pero era imposible con tanta provocación, dimes y diretes.

Entonces, los morenistas gritaron: "¡no nos vamos!, ¡fuera Rojas, Por-fi-rio, Por-fi-rio!, clamando por Porfirio Muñoz Ledo que, como se recordará, intentó reelegirse en la presidencia de la Cámara Baja sin conseguirlo.

El salón de sesiones se volvió una romería; un mercado en el que la bancada de Morena se dedicó a agredir, visiblemente muy presionados por los "maestros" de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación que tenían tomadas las instalaciones de San Lázaro. Algún legislador morenista gritó por ahí "¡le decretamos un receso la diputada (Laura Rojas), para que regrese el año entrante!". Y se reitera, efectivamente, la presión sobre la fracción parlamentaria del partido del presidente, en todo momento provino de afuera, de la calle.

Los coordinadores parlamentarios de la oposición, permanecieron juntos en una sola fila, el priísta René Juárez Cisneros; Juan Carlos Romero Hicks, del PAN; la perredista Verónica Juárez y Tonatiuh Bravo Padilla, de MC, que en todo momento respaldaron la moción suspensiva; incluso, el coordinador de Movimiento Ciudadano señaló que ni el reglamento ni la ley orgánica de la Cámara de Diputados se pueden votar: "no podemos permitir que esta legislatura eche a perder su proceso parlamentario".

Pero esto último no les importó en lo más mínimo a los de Morena, a los que "ya se les quemaban las habas" por sacar vía "fast-track" las leyes secundarias en materia de Educación, toda una regresión.

Antes, cuando los morenistas intentaron ponerle la "zanahoria" a Laura Rojas, ella, desde la tribuna sonrió para evidenciar que sabía lo que intentaba la "aplanadora" de legisladores del partido del presidente López Obrador.

Uno de los integrantes de la bancada que tiene la Coordinadora en Morena, Rubén Cayetano, intentó "endulzarle" el oído a la diputada Rojas al decirle que, "es el momento en que usted debe mostrar su altura de miras para sacar adelante esta sesión. Es evidente que quienes comparten con usted y su partido, intentan obstaculizar…".

También el morenista Raúl Eduardo Bonifaz Moedano, le dirigió a la panista "espaldarazos de dientes para afuera", "la respaldamos siempre que usted haga valer su jerarquía y nosotros estamos aquí para legislar a favor del pueblo de México".

Por su parte, el diputado panista Miguel Alonso Riggs Baeza, dijo y con razón que lo primero que se había violentado durante varios días el acceso a San Lázaro y remató: "se nota el sometimiento a un puñado de maestros que se encuentran manifestándose aquí. No es el ejemplo de dar clases en cualquier aula… y ahora se están espantando porque pedimos un receso. Qué cobardes son, qué barbaridad".

Los morenistas salían inmediatamente a la defensa para aprobar "sobre las rodillas". Eudoxio Morales Flores, acusa a la oposición de aplicar tácticas dilatorias y propone lo que el resto de su bancada, que continúe la sesión aunque la tribuna esté tomada.

Y por cierto, en la sesión de ayer, pudl comprobarse que no cabe duda que el legendario diputado Pablo Gómez ya está añoso y ahora le ha dado por adjudicarse el poder que tuvo Porfirio Muñoz Ledo como presidente de la Mesa Directiva. Ahí está que el panista Jorge Luis Preciado lo "balconeó" cuando dijo, "es claro que no hay condiciones para continuar con la sesión y es claro que Morena está amenazando a la presidencia (Laura Rojas) de que si declara receso, van a buscar sustituirla. Así es, efectivamente lo intentaron, pero no lo consiguieron.

La desafortunada realidad es que finalmente, los "maestros" de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación consiguieron su objetivo, quedarse "con todo el pastel" en cuanto a las Leyes Secundarias, es decir, el control de las plazas y los recursos. Se reitera la pregunta: ¿pues qué le sabrán los profesores tanto al presidente López Obrador como a su partido, Morena?

Municiones

*** En cuanto a estas Leyes Secundarias, sin duda hay que escuchar la voz de los empresarios: "El Consejo Coordinador Empresarial observa con preocupación los proyectos de leyes en materia educativa aprobados el día de ayer en Comisiones y por discutirse en el pleno de la Cámara de Diputados. Estos proyectos contienen disposiciones que no respetan lo establecido en el Artículo Tercero Constitucional, poniendo en riesgo el fin último de esta reforma: garantizar el derecho a la educación de excelencia de todos los mexicanos".

morcora@gmail.com

Columnas

Senado de la República


Senado analizará Estrategia de Seguridad Pública de AMLO

Más información

Foto del día


Dividen salas para vacunados y no vacunados

Los usuarios de cines en Perú se han visto sorprendidos al ver que algunas empresas dedicadas a la emisión de esos contenidos comenzaron a dividir las salas entre quienes están vacunados contra el covid-19 y quiénes no.