Juan Carlos Paz Arroyo
Columna invitada
Por: Juan Carlos Paz Arroyo
Dicotomía globalismo-nacionalismo en la era Trump
24-Mayo-2020
 
La pandemia del COVID-19 ha llegado en una de las etapas históricas más llamativas y peculiares del sistema político estadounidense. El mundo entero está siendo testigo de una crisis sanitaria global (de duración desconocida), así como del preámbulo de un desastre económico que augura caos, conflicto e incertidumbre en las cuatro esquinas del planeta.

Frente a esta coyuntura de gran adversidad, la imagen de un líder mundial que pueda aportar tranquilidad y serenidad tanto a la sociedad como a los mercados internacionales que mantienen a flote la economía, es una imagen que brilla por su ausencia.

Alguna vez, hace no muchos años podemos decirlo, Estados Unidos fue la otrora representación máxima del multilateralismo global. Hoy en día, por el contrario, este país se ha replegado en sus relaciones políticas y diplomáticas con el resto del mundo, pues desde la llegada de su actual presidente, Donald Trump, Estados Unidos ha dado un giro de 180°, retomando en muchos aspectos, una postura aislacionista que no se veía en este país desde los años previos a la Segunda Guerra Mundial.

Precisamente en aquella época, el mundo entero sufría los estragos de una multipolaridad belicista aumentada por la falta de liderazgo y estabilidad económica mundial. Como resultado, las constantes disputas, enfrentamientos y rivalidades entre las potencias europeas, terminaron deviniendo en el sangriento conflicto bélico de las dos guerras mundiales del siglo XX.

Ahora, la política nacionalista del presidente Trump no solo nos presenta a un país renuente a promover los acuerdos, el consenso y la cooperación internacional, sino que, además, defiende la adopción de una política exterior unilateral, hostil y recalcitrante, que se sostiene sobre la consigna de "America First" y el famoso eslogan "Make America Great Again".

Así pues, la renovada posición aislacionista de Estados Unidos que se expresa a partir de la política nacionalista de Donald Trump, representa un peligro latente no solo para la ya de por sí deteriorada imagen de la hegemonía estadounidense, sino para la propia estabilidad política del sistema internacional, de sus instituciones, sus estructuras económicas y sociales.

Por lo tanto, la sorpresa que representa la vuelta del aislacionismo en Estados Unidos es que estamos hablando de un país que fungió como promotor de importantes acuerdos políticos y comerciales, así como de grandes rescates financieros en la posguerra para mantener su hegemonía y el conceso de su dominio entre los clásicos aliados occidentales del mundo desarrollado.

En consecuencia, lo que se avizora en el corto plazo, es un escenario de grandes retos y desafíos para la comunidad mundial, un contexto de gran adversidad y de múltiples conflictos de diversa índole, similar incluso, al que se vive en tiempos de guerra.

Precisamente, en la historia de las grandes guerras mundiales del siglo XX, el mundo ha requerido la presencia de líderes sobresalientes, grandes estadistas que parecen haber sido hechos especialmente para los tiempos de crisis. Un ejemplo muy representativo es la imagen histórica de Churchill, Roosevelt y Stalin en la Conferencia de Yalta, definiendo las directrices para el nuevo orden global que resultaría luego de finalizar la Segunda Guerra Mundial.

En ese entonces, Estados Unidos dio un paso al frente y tomó la batuta para dirigir un nuevo orden a partir de su poderío económico, político y militar indiscutibles. A partir de ese instante, el funcionamiento del sistema internacional se reestructuró para operar a imagen y semejanza del modelo capitalista estadounidense.

Desde luego, surgió la oposición de la mano del comunismo soviético, pero las líneas generales de intercambio y comercio entre las naciones del mundo ya habían sido dictaminadas por occidente, ahora liderado, dirigido y representado por Washington.

En contraste, el panorama que se está desarrollando en pleno siglo XXI es un escenario de gran incertidumbre política, porque el país que debería dar certeza y seguridad fomentando la cooperación y el acuerdo global, ha dado un paso atrás al ejercer un nacionalismo exacerbado que cuestiona los pilares de la cooperación multilateral y que comienza a desarticular ese orden global establecido y promovido por sus predecesores desde hace más de medio siglo.

De esta forma, en el contexto de la pandemia del Covid-19, dichos acuerdos se hacen más necesarios que nunca, pues es evidente que una pandemia global requiere una salida global, una acción conjunta y coordinada.

Al respecto, los líderes globales han comenzado a organizar reuniones virtuales para que los 194 Estados miembros de la organización, puedan encontrar una solución conjunta a la pandemia, esfuerzo que lamentablemente se encuentra bajo amenaza por la confrontación directa entre Estados Unidos y China.

Precisamente, Washington ha venido a enturbiar las posibles negociaciones por su insistencia en culpar a Beijing de la crisis, y de paso a la OMS por supuesto encubrimiento a la potencia asiática. En consecuencia, existe un peligro real de que el centro de las discusiones gire en torno al reclamo estadounidense de una investigación sobre el origen del virus, en lugar de enfocarse en la propuesta de medidas como la posibilidad de compartir información e investigaciones para encontrar una vacuna y tratamiento contra el virus, carrera que los países están llevando por cuenta propia.

Así pues, en la coyuntura actual, el coronavirus ha propiciado una crisis política, económica y social de graves repercusiones globales, y que se encuentra en camino de intensificar el gran debate de nuestro tiempo sobre la dicotomía globalismo-nacionalismo del sistema internacional, confrontación que definirá no solo el futuro de Estados Unidos como potencia hegemónica en declive, sino también el posible surgimiento de un orden internacional tripolar, ahora reposado en la gestión conjunta de Beijing, Washington y Moscú.
Columnas
Preguntas y cuestionamientos a Durazo

Ni la menor duda cabe de que por muchos años el ahora senador Ricardo Monreal Ávila fue un político opositor a los regímenes panistas y priístas. Su nota introductoria a la presentación del...

[ ver más ]
Obsesiones y distracciones

Imaginemos, solo por un momento, esta nota de la agencia "Notimex": "…La secretaría de Economía informó esta tarde sobre un inusitado aumento del 7.5 por ciento del Producto Interno Bruto...

[ ver más ]
Por la pandemia, más muertos y más pobreza

Caerán en la pobreza otros 8.9 millones de mexicanos: CEPAL La pandemia del coronavirus traerá a México, además de los lamentables fallecimientos, un aumento en la pobreza. Precisamente, la CEPAL...

[ ver más ]
Un pasado sin consecuencias

El Instituto Nacional de Estadística, el INEGI, dio a conocer ayer un estudio en el cual echa por tierra el discurso fundamental del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el sentido que en su...

[ ver más ]
Extinguir 44 Fideicomisos, otra ocurrencia de la llamada cuarta transformación

Tiene toda la razón el coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, René Juárez Cisneros, cuando dice que el gobierno que encabeza la llamada cuarta transformación, es uno de...

[ ver más ]
La última ocurrencia de la 4T

Vaya polémica levantó la iniciativa de la diputada de Morena Dolores Padierna, para desaparecer 44 fideicomisos, entre ellos el Fonden, Fidecine y el destinado a periodistas y defensores de los...

[ ver más ]
La visita de Monreal a Palacio Nacional

El Presidente Andrés Manuel López Obrador recibió el jueves al líder de los senadores, Ricardo Monreal en sus tradicionales encuentros en Palacio Nacional. Son espacios donde sostienen charlas...

[ ver más ]
Se les dijo y no hicieron caso... ahora la advertencia viene de Europa

El mensaje de la Cámaras Europeas de Comercio e Industria a Graciela Márquez, titular de Economía del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no tiene ni matices ni eufemismos: insistir en la...

[ ver más ]
La polarización política en Estados Unidos continúa en ascenso

La polarización política que se vive en Estados Unidos donde han aparecido formaciones, movimientos sociales y figuras públicas que se alejan del centro político, se da en el contexto de la pos...

[ ver más ]
Dicotomía globalismo-nacionalismo en la era Trump

La pandemia del COVID-19 ha llegado en una de las etapas históricas más llamativas y peculiares del sistema político estadounidense. El mundo entero está siendo testigo de una crisis sanitaria...

[ ver más ]
Otras columnas
Bajo reserva
El Universal
Trascendió
Milenio
Itinerario político
Ricardo Alemán
Política cero
Jairo Calizto Albarrán
Cuenta corriente
Alicia Salgado
En privado
Joaquín López-Dóriga
Historias de reportero
Carlos Loret de Mola
Canelafina
Rubén Cortés
 
Más información
 
Coronavirus en tiempo real
Senado de la República
Frente de gobernadores contra acuerdo energético, normal en toda democracia: Monreal
De última hora
En un día suman 215 muertes y 2 mil 764 casos de coronavirus
AMLO estima pérdida de un millón de empleos en México por coronavirus
Cierre del 40% de MiPymes de continuar contingencia por tres meses: Concanaco
 
 
Síguenos en:
Un desarrollo más de Webon.mx