Rafael Cardona
Opinión de Rafael Cardona
Por: Rafael Cardona
La tragedia inevitable
27-Febrero-2017
 
Cuando suceden accidentes como el de ayer en Tultepec, las voces de la obviedad dicen siempre: Se pudo haber evitado. Pero no. Ese accidentes y los futuros de la misma naturaleza y en el mismo lugar (y con la misma gente, diría el filósofo), son inevitables.

Y lo son porque los factores para producirlos son inmutables. O a las mismas familias, porque los procedimientos de fabricación de los castillos y los cohetes, cohetones, “Huevos de codorniz”, “Garras de tigre”, “Escupidores”, “Brujas”, “Palomas” y “Palomones”, “Toritos”, son utilizados por los mismos artesanos o por sus familias en medio de una elástica vigilancia de una autoridad inexperta o descuidada.

No faltará quien en medio de la desgracia le arroje responsabilidades ajenas al Ejército, como si éste fuera autoridad supervisora de los procedimientos y no, como es, un proveedor riguroso de la pólvora; no de los usos o malos usos de ella en la elaboración de artificios de celestial estallido, cuyo estruendo convierte la noche en una cascada de luces de colores.

Obviamente habrá otras voces, ñoñas y sin sentido, cuyo mejor grito sea estimular la prohibición de la cohetería. A ese paso, para evitar problemas y muertes con la existencia, llegará el momento de prohibir la vida.

Pero en México antes de saber del vicio vimos del brazo de la novia casta (hubo novias castas en algún tiempo), la galana pólvora de los fuegos de artificio y hasta en gran maestro Haendel nos regaló para la eternidad la famosa suite de la pirotecnia real, cuyos acordes melódicos y estrepitosos esta columna no puede repetir por escrito, pues la música es misterio intraducible y único.

Por cierto, la obra de Haendel, como todos sabemos, fue escrita para conmemorar un tratado de paz, conocido en el siglo XVIII como el de Aix-la-Chapelle cuya firma terminó con las disputas por la corona austriaca.

Pero lejos de esas divagaciones y en espera de la siguiente conflagración en Tultepec, a donde todos los políticos habidos y por haber han ofrecido, prometido y jurado lo mismo: estimular la actividad local en las mejores condiciones posibles de seguridad, valdría la pena observar un detalle: estos accidentes ocurren casi siempre (ahí y en otras partes) en los meses de mayor actividad, derivada bien del fin de año o bien de las fiestas de la independencia.

Esos deberían ser los mejores tiempos para someter a una mayor vigilancia la actividad del pueblo cuyos habitantes viven y (por desgracia para algunos) mueren rodeados por el aroma de la pólvora.

La recurrencia de esas explosiones incontroladas nos remite no sólo a Tultepec sino a otras ciudades, como Celaya (72 muertos, más de 350 lesionados y un número indeterminado de daños materiales, sin contar la falta absoluta de registro de los desaparecidos), por ejemplo, cuyo mercado estalló en los lejanos tiempos del gobierno de Ramón Martín Huerta, el gobernador designado por el Vicente Fox de la fulgurante campaña presidencial de fines del siglo pasado.

A Carlos Salinas le reventó el Mercado Ampudia, de la Merced y su jefe del DDF, Manuel Camacho, decomisó todos los explosivos aún útiles y los confinó a una central de bomberos donde sobrevino el segundo estallido de una parte de ellos.

Quien duerme con niños amanece meado y quien fabrica cohetes algún día sufre un accidente. Son las leyes de la vida cuando la vida no puede tomar el control de la casualidad. Es el imperio de la suerte, es la vida en un juego eterno, los “volados”, a veces la moneda cae de un lado o de otro, jamás de canto.

Pero en este caso muchas cosas son comprensibles, menos una: la osadía echadora de la burocracia mediana. Recordemos las palabras, no tan lejanas de un señor muy fufurufo (diría la abuelita), quien con el pecho por delante dijo esto el pasado 12 de este agónico mes:

“(AP) El pasado 12 de diciembre, Juan Ignacio Rodarte Cordero, director general del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia, consideró que el de San Pablito era el mercado de fuegos de artificio más seguro de Latinoamérica (o sea, ¿lo mejor del subdesarrollo?), “con puestos perfectamente diseñados y con los espacios suficientes para que no se dé una conflagración en cadena en caso de un chispazo”.

“En ese evento, Germán Galicia Cortés, presidente del Mercado de Artesanías Pirotécnicas de San Pablito, aseguró que los visitantes encontrarían un lugar seguro y con las medidas de seguridad necesarias como son: extintores, agua, arena, pico, pala y personal calificado que sabe cómo actuar en caso de algún incidente”.

No se trata de echarle a perder a nadie el organigrama, pero ¿de veras existe (ya ni siquiera se vale preguntar si de algo sirve, nada más si alguien se lo ha sacado del magín) un Instituto Mexiquense de la Pirotecnia?

El paleontólogo habría dicho: “¡No mamut!”.

elcristalazouno@hotmail.com

Twitter: cardonarafael
Columnas
Yunes Linares, acusa sin pruebas, solo hace inferencias

El gobernador de Veracruz, el neopanista Miguel Ángel Yunes Linares, tiene como punto central la investigación de los supuestos delitos cometidos por Javier Duarte, sabe que asumir esa actitud le va...

[ ver más ]
Los marcianos llegaron ya

Uno de los más sencillos lugares comunes en la falsa invocación defensiva ante las adversidades planteadas por el gobierno de los Estados Unidos (una prolongación de los agravios acumulados a lo...

[ ver más ]
El negocio secreto de la gasolina en Pemex

Desde el 1994, desde la puesta en marcha del TLCN, la construcción de refinerías para producir gasolinas y otros combustibles se frenó. Sólo se dejó la inercia de trabajo de las ya existentes,...

[ ver más ]
Ante comparecencia de Videgaray, PAN y PRD velan armas

La semana que concluyó, sin duda fue crucial para las relaciones entre México y Estados Unidos, luego de la visita de los secretarios de Estado, Rex Tyllerson y de Seguridad Nacional de los Estados...

[ ver más ]
El Peje vs. Yunes, segunda temporada

Nos llamó ayer Miguel Ángel Yunes Linares. El gobernador de Veracruz quería aclarar que no hubo “montaje” en el escándalo de la bodega confiscada en Córdoba al prófugo Javier Duarte. Jura...

[ ver más ]
Recibió AMLO, sí o no, dinero de Duarte

El líder de los panistas, Ricardo Anaya no dejó pasar la oportunidad de exigir a las autoridades para investigar las acusaciones del gobernador de Veracruz, Miguel Angel Yunes contra Andrés Manuel...

[ ver más ]
Trump ya quiere reelegirse

Para un viaje rápido de trabajo que realicé por Querétaro, San Luis Potosí, Monterrey, Nuevo Laredo y culminó en Laredo, Texas, partí de la Ciudad de México el miércoles 15 de febrero, a la...

[ ver más ]
Se diluye la generación post-revolucionaria

El sábado murió Gustavo Carvajal Moreno. Lo conocí bien. Fuimos amigos desde los 70, cuando él era jefe de prensa de la UNAM, con Pablo González Casanova como rector. Con su muerte se diluye la...

[ ver más ]
La tienda rival de Trump

También lo entienden así los hermanos Peter, Erik y Blake Nordstrom, los herederos de la mayor cadena de grandes almacenes en Estados Unidos en la categoría de lujo, y la segunda por ingresos...

[ ver más ]
Natalia López Vázquez porta con orgullo la estafeta municipal en Cuautitlán

En tanto las encuestas colocan al Secretario de Gobernación como puntero en las encuestas que para elegir candidato el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República, en...

[ ver más ]
Otras columnas
Bajo reserva
El Universal
Trascendió
Milenio
Itinerario político
Ricardo Alemán
Política cero
Jairo Calizto Albarrán
Cuenta corriente
Alicia Salgado
En privado
Joaquín López-Dóriga
Historias de reportero
Carlos Loret de Mola
Canelafina
Rubén Cortés
 
Más información
 
Cámara de Diputados
La Cámara de Diputados al rescate de los Pueblos Mágicos y de su concepto
Senado de la República
Hoy comparece ante el Senado de la República el Secretario Luis Videgaray
 
 
Síguenos en:
Un desarrollo más de Webon.mx